Sant Joan “diabòlic”

Tot just fa 10 dies de la revetlla de Sant Joan. Una nit màgica, on la majoria de celebracions estan directament relacionades amb el foc. Però a Tarragona, el Ball de Diables de Tarragona, no podia esperar-se a la nit! Des de fa anys, que està estretament vinculat a aquesta data, i enguany no era per a menys! El Ball celebra el seu 35è aniversari, d’ençà de la seva recuperació. Un any ple d’actes i festivitats per a commemorar tal efemèride.

Enguany també el Sant Joan retornava a la Plaça Corsini (la plaça del mercat), després d’un llarg període.

Per això, el Ball, ja es va instal·lar ben d’hora, ben d’hora, a la plaça. Bé, són diables. Ben d’hora, vol dir quan el sol ja estava força alt. I van muntar un bon vermut popular, amb música i bon ambient.

180623_JBM_0013 copia

La gent, s’apropà a la Plaça Corsini a gaudir de l’ambient.

Dels dj’s, eren membres del mateix Ball, els quals feien gala de conèixer bé el maneig dels plats.

La calor i el sol es van fer notar, i al migdia ja es notava alguna vermellor de cara, d’espatlles, braços i cames. Això sí, el sol no va poder esborrar el somriure dels diables ni de la resta de participants. És el tret de sortida de l’estiu i això es notava a l’ambient de revetlla (tot i ser al migdia).

La foguera però, segueix impassible davant de l’espectacle. Sap que serà un d’ells qui li posarà foc a les seves entranyes i s’iniciarà altre cop aquest ritual que any rere any es repeteix.

180623_JBM_0016 copia

La foguera ja preparada per a la nit.

Després de recuperar forces tot dinant i, perquè no dir-ho, d’una migdiada reconfortant, iniciem el torn de la tarda. Cal tenir-ho tot enllestit per la tradicional “moscatellada” del Ball. Que no sabeu què és? Cada any el Ball reparteix coca i xocolata a la gent que s’hi acosta a celebrar la revetlla. I ho reguen tot, amb un bon moscatell.

180623_JBM_0119 copia

Membres del Ball, anant a buscar la coca i la xocolata.

Però aquest any el Ball en fa 35 i s’havia de notar. 100 metres de traca per anunciar l’inici de la moscatellada. Sí, sí, 100 metres! Encara no sé com hi van cabre en aquell espai de plaça.

180623_JBM_0143 copia

Els 100 metres de traca ja estan a punt de ser encesos davant del Mercat!

Un cop han petat tots els trons de la traca, es comença a repartir la coca, la xocolata i, qui ho volia, el moscatell. Val a dir que estaven molt bones!! Bé, la coca i la xocolata. El moscatell no el vaig tastar, que “estava de servei”, i si no a un servidor li haguessin sortit la meitat de les fotos mogudes o desenfocades…

Quan el sol comença a baixar, és hora d’anar recollint tot l’escampall i desfilar cap al local. Cal preparar l’actuació de la nit i tothom vol ser-hi present a la primera de l’estiu a casa.

180623_JBM_0271 copia

El Ball ja desfila cap al local a preparar-se.

La nit ja està aquí. Tothom està preparat i els encenedors encenen les primeres carretilles. El seguici diabòlic inicia la marxa des de la plaça de la Mitja Lluna, pujant pel carrer Unió, fins arribar a la Rambla. Fa dos anys seguint el Ball, però en aquesta ocasió, el foc, l’arribada de la Diablessa a la Rambla i la posterior encesa, em van semblar sensacionals!

Ara baixaran pel bell mig de la Rambla, fins al davant de l’estàtua dels Despullats. Allí es reagruparan i, pel carrer Canyelles, entraran a la plaça Corsini. La plaça del Mercat fa molts anys que no contempla una revetlla, i l’entrada a la plaça té aire cerimonial. Sembla un espai nou, desconegut. No obstant, a poc a poc, els diables es van fent seu aquest espai i aviat ja hi dansen amb el seu foc, com si els anys no haguessin passat!

Un cop encesa la foguera, només queda gaudir de la darrera encesa conjunta amb tots els grups i animals de foc. El darrer petard, donarà pas al grup de música que amenitzarà la revetlla de Sant Joan als Tarragonins. La primera revetlla de l’any, la que dóna el tret de sortida a l’estiu.

180623_JBM_0662 copia

El foc segueix encès, escalfant les primeres cançons del grup que actuava.

Nota: Sí, us n’haureu adonat que alguns moments que he explicat, no han sortit amb imatges. D’altres, ni tan sols n’he fet esment. Això no és en va. Aquest any el Ball fa 35 anys. Millor dit, fem 35 anys. Fa dos anys vaig començar un projecte personal relacionat amb ells. Després de dos anys (dos anys!), una part d’aquest treball podrà veure la llum en forma de llibre: El llibre del 35è del Ball de Diables de Tarragona, on es posarà especial èmfasi en aquells aspectes menys visibles del Ball, i que el presentarem aquest pròxim mes de setembre.

I sí, alguna d’aquestes imatges que tot just us comentava fa unes línies, ens donarà temps a què puguin ser incloses i en pugueu gaudir.

 

Anuncis
Publicat dins de Cultura, Diables, Tradició | Deixa un comentari

El “Comellar de l’Espinós”, recuperació i senyalització d’un camí històric a Montsant gràcies al projecte del Calendari Solidari.

Hem tancat el cercle. El passat diumenge 13 de maig vam anar a Montsant a col·locar els pals indicadors d’un antic camí d’aquesta muntanya emblemàtica prioratina. D’aquesta manera finalitzava el projecte del “Calendari Solidari” que vam començar de manera totalment altruista, on s’han destinat tots els beneficis a millorar l’entorn on vivim. En aquest cas es va optar per la recuperació i la senyalització del camí del “Comellar de l’Espinós”, un camí històric existent a la zona de Montsant. Òbviament aquesta actuació comptava amb el vist-i-plau dels gestors del Parc Natural de la Serra de Montsant, donat que ens trobem en un espai natural protegit.

Són les 8 del matí, i ens trobem a les instal·lacions del Reus Deportiu, on els membres de la seva Secció Excursionista (la SERD) estan ja carregant els materials. Un cop està tot als cotxes, ens desplacem cap a la Morera de Montsant, el lloc a partir del qual accedirem a Montsant. Un fred inesperat ens rep a sis graus, i el vent fa baixar la sensació tèrmica a zero! Però la convocatòria ha estat un èxit i som un bon grup de gent disposada a fer feina.

Comencem a pujar. El més feixuc de tot són els pals, d’acer inoxidable i d’uns tres metres d’alçada, els quals lliguem amb unes cintes al cos entre dues persones i ens anirem “alternant” per al seu trasllat. La resta: pics, aixades, paleta, gaveta, maceta, escarpa… ens ho anem repartint. Enfilem cap al grau de la Grallera i, a l’alçada del “Rei i la Reina”, ens desviem cap al grau de l’Espinós. Aquí trobarem un dels indrets difícils on ens haurem de passar els pals els uns als altres, per tal de poder grimpar aquestes pedres.

Ara sí, ja som a l’espai on podrem col·locar el primer dels pals indicadors. El grau de l’Espinós el deixarem a la nostra dreta i seguiria fins a trobar la cresta. El camí que s’ha recuperat amb aquest projecte del Calendari Solidari és l’antic camí que passava per dins del Comellar de l’Espinós, marcat en alguns plànols però que se n’havia perdut la traça, sobretot en la part superior.

Ara comença la tasca dura, cal fer un forat per a enterrar la base del pal i, amb pedres i ciment, consolidar una bona base per tal de què pugui aguantar-se durant molts anys. Entre riures i bon ambient, el forat comença a guanyar profunditat. Montsant és un terreny pedregós i esquerp, i fer-hi un forat de 40 cm de profunditat no és feina fàcil!. Sembla que ja ho tenim, “presentem” el pal i comencem a consolidar-ne la base amb pedres i ciment. Sí, ciment. Uns valents de la SERD, van venir a mitja setmana a pujar dos sacs de ciment i garrafes d’aigua, així avui ja no seria necessari pujar tant pes cap a dalt de Montsant.

Un cop finalitzada la instal·lació d’aquest primer pal, recollim els estris i continuem cap a l’inici del Comellar de l’Espinós, situat a dalt de la Serra Major. Un comellar podríem dir que és un barranc de poca entitat, amb certa amplada i força planer, que ens permet anar caminar de manera molt còmode i anar guanyant alçada. Arribats a dalt la tasca és la mateixa que abans: fer forat, posar pedres i ciment. Aquí però la cosa no és tan fàcil… Si heu pujat mai a Montsant sabreu que a dalt hi ha molta pedra i, fer un forat aquí, no és una tasca fàcil. Maceta i escarpa es tornen doncs imprescindibles. Mentrestant també cal posar els distintius de la SERD i el codi QR, una proposta pionera en l’excursionisme català (en col·laboració amb la Federació d’Entitats Excursionistes de Catalunya) per tal d’ajudar a orientar-nos amb l’ajuda d’un telèfon mòbil on la seva lectura ens conduirà a una pàgina web amb informació del lloc.

El vent i el fred hi són presents a dalt de tot de la Serra Major i ens acompanyaran fins al nostre darrer punt: el pal indicador del grau de la Grallera, on haurem d’adaptar-lo per a afegir-li una indicació nova. L’escala plegable que ens ha acompanyat durant tot el recorregut ara es torna imprescindible per a poder fer la feina. El Lluís s’hi enfila per a fer un treball de precisió amb la radial, tot i que el vent no ho posa gens fàcil. Ara sí! Ja podem donar per acabada la feina, només ens queda tornar a la Morera per la Grallera, amb la satisfacció d’haver acomplert els objectius.

Com deia al principi, tanquem el cercle. Tots els qui vau adquirir el Calendari Solidari, sou part d’un fragment d’aquestes senyalitzacions que hem col·locat a Montsant. Gràcies a tots i a totes el que hi heu participat adquirint el calendari, heu fet possible la recuperació d’un camí històric en desús i la seva senyalització de manera permanent. Quan aneu a Montsant, ja tenim una altre lloc per tal d’accedir a dalt de tot de la Serra Major, d’una manera fàcil.

I gràcies també a totes les llibreries i punts de venta que hi heu participat, sense vosaltres no hagés estat possible.

I per últim només puc mostrar la meva màxima gratitud i admiració als companys de la Secció Excursionista del Reus Deportiu per haver confiat amb aquesta idea particular d’un apassionat de la natura i del territori.

Publicat dins de Sin categoría | Deixa un comentari

THE MEXICAN ADVENTURE, CAPÍTULO VI: “SIERRA MADRE, TRAS LOS PASOS DEL PUMA”

Son las 4 de la madrugada. Suena el despertador. Debemos apresurarnos pues a las 5 nos pasa a buscar Diego para irnos a una comunidad un tanto remota de la Sierra madre. Si todo va sobre lo previsto, llegaremos en unas cuatro horas y media. Aquí en México las distancias son muy grandes. El país es muy grande.

Paramos a mitad del camino a desayunar. Un desayuno fuerte para aguantar una larga jornada. Dejamos atrás las comunidades mas grandes (Villa Hermosa y Villa Corzo) para tomar una pista de tierra. Cuando ya llevamos un buen rato de pista: “Oh, sorpresa”! Una iguana negra en medio del camino, la cual no se inmuta y nos deja hacerle una buena sesión de fotos. Diego baja para complementar su archivo personal y el de la entidad para la que trabaja: Pronatura Sur. Una entidad que se dedica a la preservación y mejora del medio ambiente del país, una labor totalmente necesaria en un país con la riqueza natural que ostenta México.

Pasadas las 11 llegamos a nuestro destino, el Ejido Juan Sabines Gutiérrez, una pequeña comunidad en medio de la Sierra Madre, incluida dentro de la Reserva de la Biosfera de la Sepultura. Los vecinos de la comunidad tienen un aprovechamiento forestal de madera, con eso se ganan la vida. Y Pronatura Sur les ayuda con apoyo técnico para poder realizar este aprovechamiento de un modo sustentable, y preservando aquellas zonas con una biodiversidad más sensible.

Dejamos las mochilas y salimos al encuentro de Jaime y el resto de hombres. Allí, en mitad del camino, se monta una reunión improvisada con algunos de ellos. Diego quiere conocer como avanzan los trabajos y Jaime nos acaba acompañando a visitar la zona en la que han estado trabajando últimamente. Ellos mismos se encargan de reubicar a las orquídeas que caen de los árboles, y proteger o trasplantar a las cícadas que puedan verse afectadas. Jaime, nos muestra orgulloso como ha rebrotado una de estas cícadas que habían tenido que podar porqué sus hojas habían sido comida casi en su totalidad por unas orugas. Sí, en esta comunidad no sólo se saca madera del bosque, sinó que sus habitantes se preocupan para mejorar su entorno. Diego le enseña una herramienta nueva que usaran para marcar los árboles y servirá para delimitar una zona de protección, pero será ya mañana cuando lleguemos a esa parte del proyecto.

Por el momento regresamos a la comunidad a comer algo y relajarnos ante la vista imponente de los valles y montañas de la Sierra Madre durante el atardecer. Antes, deberemos montar la que va a ser nuestra habitación, una tienda de campaña donde pasaremos la noche.

Día segundo. Nos levantamos y Manuel ya está afilando el machete. Hoy vamos a subir un cerro “poco transitado” y quizás el camino no está muy bien. Desayunamos fuerte para tomar energía y emprendemos la marcha. Conforme vamos ganando altura, las vistas del paisaje se muestran espectaculares. Hacemos un alto en el camino, pues somos extranjeros y Manuel nos quiere mostrar una curiosidad: el palo de agua. Una liana que acumula gran cantidad de agua en su interior y, si la sabes cortar adecuadamente, puedes beber de ella. Anna y yo nos quedamos asombrados cuando vemos que cae agua de su interior hacia nuestras bocas!

Seguimos. El pendiente cada vez es más vertical y el suelo está lleno de hojas que nos hacen resbalar todo el rato. Es increíble como Manuel y Diego se mueven como “Pedro por su casa” y nosotros vamos subiendo con sumo cuidado. Llegamos arriba y es impresionante! En la parte culminal del cerro, en una franja de 30 a 50, metros las características de la vegetación ha cambiado tanto, que son casi de bosque de niebla! Orquídeas y bromelias que no se aguantan en los árboles (debido a su peso o a la gran cantidad que hay de ellas), y acaban cayendo al suelo. Este es el espacio que hay que proteger y que Manuel y Diego se escargarán de delimitar en los siguientes días, tanto su franja perimetral, como una franja de seguridad suficiente para preservar la biodiversidad de la zona.

Terminado el trabajo del día, aún nos queda la guinda del pastel! En la parte culminal del cerro, hemos descubierto que un gran felino lo usa como límite de su territorio. Diego nos confirma que en la zona hay puma (Puma concolor), un felino gravemente amenazado y que se encuentra protegido por la legislación vigente. La labor de las entidades conservacionistas y de investigación en estos casos es básica, para recabar la máxima información posible y que se puedan tomar las medidas de protección pertinentes. Durante nuestro recorrido podemos observar un excremento del animal en un espacio concreto, y en otra zona como ha originado un montículo de tierra para orinar encima. Estas marcas le permiten delimitar su dominio, pero debe regresar a las mismas zonas de manera periódica, para reafirmarlo.

Diego va a instalar una cámara trampa que se activará de manera automática cuando el animal pase por delante y de este modo podrá obtener más información sobre este bellísimo animal.

No hemos podido ver al puma, pero sólo saber que hemos compartido el mismo espacio y sido testigos de su presencia, hace que el corazón nos de un vuelco por un momento.

Nuestro recorrido por la Sierra Madre nos deja fascinados por su impresionante belleza y su increible biodiversidad. Sin duda es un espacio al que nos gustaría poder regresar algun día.

 

Publicat dins de Fauna, Flora, Mèxic, Territori, The Mexican Adventure | Etiquetat com a | Deixa un comentari

THE MEXICAN ADVENTURE, CAPÍTULO V: “XALAPA, UN PARAÍSO PARA LAS ORQUÍDEAS”

Xalapa es un verdadero paraíso para las orquídeas! Sobretodo porqué en ella se encuentra el Orquidario de la Universidad Veracruzana, un organismo de investigación incluido en el Centro de Investigaciones Tropicales (CITRO), también vinculado a la Universidad Veracruzana.

En el Orquidario, nos encontramos a su directora, la Dra. Rebeca Mechaca, una gran investigadora y entusiasta de las orquídeas en México que ha conseguido componer un gran equipo de trabajo: David, Lorena, Vere, Alejandro,… Nos explican orgullosos sus principales proyectos y nos muestran sus completas instalaciones. Uno de sus principales trabajos está relacionado con la vainilla. Sí, la vainilla es una orquídea! Ésta es originaria de México, aunque actualmente su principal productor es Madagascar. Rebeca y su equipo se han propuesto intentar recuperar las diferentes especies de vainilla que se encuentran en México, y recabar más información acerca de esta especie y sobre su cultivo.

A parte, colaboran en diferentes proyectos con pequeños productores para la reproducción y comercialización de orquídeas, algunas de las cuales estan incluidas en la norma de protección de especies vigente en México y, que si no se realiza bajo unas estrictas normas, estas especies no podrían comercializarse. Con estos proyectos ayudan a estos productores a hacer bien las cosas, y por otro lado se aseguran sus compradores que estas plantas no proceden de extracción y comercio ilegal. Para el día siguiente, tendremos la suerte de poderlo acompañar durante las visitas de campo a algunos de estos pequeños productores y poder ver sus instalaciones.

Pero antes, saldremos del laboratorio y las oficinas para visitar sus viveros, donde tienen infinidad de especies de orquídeas! Realmente es una delicia para los sentidos: grandes, pequeñas, medianas, epífitas, terrestres… tienen una diversidad espectacular, donde algunos científicos hablan que en territorio mexicano hay más de 1500 especies diferentes, de las cuales habría 444 endémicas que sólo las podríamos encontrar en el país de México.

Amanece un poco nublado, lo cuál no es extraño pues estamos en una zona de ambiente bosque mesófilo (también llamado bosque de niebla) y partimos hacia nuestro primer destino: Baxtla. Allí conocemos a Heraclio y Florina, los cuales pueden complementar su economía familiar con el cultivo de las orquídeas a pequeña escala. Heraclio está preparando unos terrenos para un mejor invernadero, pues el que tiene al lado de su casa ya se le quedó pequeño. Empieza a llover, pero nuestros anfitriones xalapeños no se inmutan, para ellos es normal. David, pasará por un espacio para cuidar con mucho mimo algunas plantas de vainilla, convenientemente identificadas por supuesto!

Proseguimos la marcha, nos dirijimos a la siguiente localidad, Patlanalán, para lo cual debemos salir del estado de Veracruz y adentrar un poco ya en el estado de Puebla. Por el camino, nos detendremos para mirar una curva específica de la carretera, pues David tiene controlada una Bletia que vio des de el coche hace un par de días.

Retomamos el vehículo y llegamos a Patlanalán, donde sigue lloviznando y nos reciben don Lupe y su familia. Don Lupe es un claro ejemplo de éxito en el trabajo con pequeños productores, pues muchas veces las administraciones se encargan sólo de hacer las normas sin preocuparse de informar debidamente de ellas a la población. La gente del Orquidario de la UV, le ayudaron a cumplir todos los trámites para poder estar dentro de la legalidad. Ahora mismo tiene un invernadero envidiable, donde trata a sus orquídeas con el mayor de los cariños. Tiene más de un centenar de especies diferentes! Para que nos entendamos, don Lupe tiene más especies en su invernadero que todas las que tenemos nosotros en Catalunya. Nos muestra orgulloso muchas de ellas, mientras intercambiamos conocimientos.

Des de mi punto de vista, estos proyectos son realmente envidiables, pues aquí uno puede ver realmente como la universidad y sus conocimientos se relacionan directamente con la sociedad, y sus resultados no sólo se quedan en alguna de sus muchas estanterías de biblioteca, pasándonos totalmente desapercibidos. Por este motivo, Xalapa es un verdadero paraíso para las orquídeas. No sólo por su gran diversidad, sinó por como las tratan.

 

Publicat dins de Flora, Mèxic, Orquídies, Territori, The Mexican Adventure | Deixa un comentari

THE MEXICAN ADVENTURE, CAPÍTULO IV ¿ QUÉ ES UN TIANGUIS ?

Son las 9 de la mañana y ya empieza a haber muchas paradas montadas para el tianguis en Ecosta.

Jordi Brú Martorell

La palabra Tianguis proviene de tianquiztli, de la lengua náhuatl, una lengua que los pobladores de México hablaban antes de la llegada de los europeos y que algunos mexicanos todavía hoy usan. El tianquiztli era el mercado al aire libre con puestos de toda clase de mercancía. Parece ser que el más importante era el de Tlatelolco en el que los pobladores de Tenochtitlan, la antigua ciudad de México, y los de sus alrededores comerciaban con esclavos, granos, animales, hierbas, objetos de cerámica, piedra, metal, madera, piel y textiles.

Hoy en día pero, los tianguis actuales se instalan en las calles, y no son mercados fijos. Son parecidos a nuestros mercados ambulantes, que se instalan cierto día de la semana en un lugar concreto (ramblas, plazas mayores o avenidas), y allí los compradores van a buscar alimentos, ropa o enseres para la casa.

Jordi Brú Martorell

En nuestra particular aventura mexicana, también hemos vivido algunos tianguis, pero os queremos hablar particularmente sobre el tianguis que se realiza en la organización que tan bien nos ha tratado durante nuestra estancia en la costa oaxaqueña: Ecosta Yutu Cuii.

Cada vez más hay una conciencia sobre lo ecológico y los alimentos de proximidad, aquellos que han recibido una atención y un cariño más estrechos por parte del agricultor, y éste quiere transmitirlo al consumidor directamente.

Jordi Brú Martorell

Dos sábados al mes, cada quince días, en los alrededores de Ecosta vienen productores de las comunidades cercanas a ofrecer sus productos, los cuales han producido ellos mismos de manera ecológica, con respeto a la tierra que han sido cultivados, o bien en el uso de productos respetuosos con el medio ambiente. Los vecinos que en él vienen a comprar pueden encontrar variedad de frutas, verduras, productos cosméticos, comida variada y aguas de sabores. No, en él no hay plátanos de formas y colores idénticos (que parecen cortados por un mismo patrón y que tienen un sabor más parecido al cartón que a un plátano), ni tampoco lechugas esféricas de un color verde hipnótico envueltas con un celofan transparente. Todos estos productos se pueden encontrar en cualquier supermercado o gran macroverduleria. Aquí se pueden encontrar esos plátanos de formas irregulares, pero con sabor a plátano, o esas lechugas con un aire “despeinado”, pero con un sabor fresco y natural.

Jordi Brú Martorell

Una vez ya están las paradas montadas, sólo queda esperar a que vengan los compradores para adquirir los productos que han cuidado con tanto esmero.

Publicat dins de Cultura, Mèxic, Territori, The Mexican Adventure | Deixa un comentari

THE MEXICAN ADVENTURE CAPÍTULO III: EL TERREMOTO, COMO LO VIVIMOS?

Son cerca de las 6 de la tarde y estamos con Mariana, en el patio de su casa, esperando para tomar una agua de jamaica fría y un poco de chocolate orgánico elaborado a mano. Justo acabamos de servir el agua y se oye un ruido que cada vez suena más fuerte. Todo lo que está encima de la mesa empieza a temblar, los platos se desplazan, el líquido de los vasos oscila cada vez más fuerte, hasta que finalmente los vasos se caen vertiendo su contenido encima de la mesa. Mariana ha empezado a correr hacia la calle y nos grita que hagamos lo mismo: “el temblor!” grita (de este modo nombran a un terremoto). Anna y yo, corremos como podemos, pues el suelo se mueve y corremos torpemente, intentando saltar un muro de unos palmos de alto, pero que con el temblor parece que tenga casi un metro! El temblor dura alrededor de medio minuto.

Ya estamos en la calle! Por que? Porqué en la calle ya no estamos debajo de los árboles y Mariana temía que alguna de sus ramas (o incluso alguno de los árboles) pudiese caernos encima. Es el principal temor cuando ocurre un terremoto, que algo te pueda caer encima. Recuerdo haber leído algunos consejos en un hotel de Oaxaca, en el que se recomendaba apagar cualquier electrodoméstico que estuvieses usando y ponerse debajo de una mesa, si el temblor te pilla en el interior de un edificio; y si estás en la calle, alejarse de árboles o paredes que puedan caerse. Nosotros ya estamos en “zona segura”, y comprobamos que el resto de vecinos ha hecho lo mismo.

Jordi Brú Martorell

Mariana y Anna pensativas tras el temblor.

Mientras nos recomponemos poco a poco, los habitantes del lugar intentan comprovar a través del teléfono móvil como se encuentran sus familiares y seres más queridos. Por el temblor, no hay corriente eléctrica en la parte en la que nos alojamos de Santa Rosa de Lima. Son momentos de nervios, pero todas las noticias que se reciben es que no ha habido ningún herido, ni tampoco ha caído ninguna vivienda.

Jordi Brú Martorell

Los vecinos (toda la família) en el exterior de su casa, pendientes de las notícias que llegan.

Por suerte la mayoría de las viviendas de la comunidad son de planta baja, para evitar tener estructuras pesada, y muchos de los techos son de onduline de fibra o de chapa, para que tengan poco peso especialmente pensado para estos casos.

Jordi Brú Martorell

Segundo temblor, corremos otra vez.

Vuelve a temblar, en menor intensidad y de menor tiempo de duración. Nos comentan que es normal que haya réplicas, y que estas suelen ser de menor intensidad. Igualmente nos asustamos, es la segunda vez que el suelo de debajo de nuestros pies se mueve, en muy poco rato. Nos aconsejan que nos preparemos, que la situación puede ir para largo y por este motivo sacamos unas sillas en el exterior de la vivienda y Heladio y Fernando ya han regresado a la casa junto a Mariana. Enciende un fuego para cenar al exterior, pues no hay luz eléctrica y sólo funciona una bombilla a través de la energía solar fotovoltaica que ha podido almacenar el pequeño panel durante el día.

Jordi Brú Martorell

La relajación es uno de los muchos poderes que posee el fuego y nos vamos acomodando a su alrededor para sentir su efecto. Cenamos verdura hervida bajo la luz de una gran vela encima de la mesa y con la fogata que Heladio y Fernando se encargan de ir alimentando con madera y hojas secas.

Nuestros anfitriones mexicanos nos hablan acerca de los terremotos y sus experiencias. “En la zona, el peor fue del del 88” nos comentan, en el que se cayeron muchos edificios y causó muchos daños, tanto personales como materiales.

Jordi Brú Martorell

Ya pasó mucho rato desde el último temblor que notamos, y el cansancio nos está afectando, Cuando ya nos disponíamos a marcharnos a dormir, tiembla otra vez. Caramba! Inconscientemente añadimos más leña al fuego, pues vamos a esperar otro rato, a ver como evoluciona la situación.

Seguimos charlando alrededor del fuego.

Jordi Brú Martorell

Ahora sí, ya pasó otro buen rato y no ha vuelto a temblar. Nos despedimos de nuestros vecinos y nos disponemos a ir a dormir. Toda la familia de los vecinos de enfrente esta noche dormirán en la calle, en sillas o en las camionetas. El techo de su casa es de obra. Nosotros lo haremos dentro, nuestro techo es de fibra y la única biga que hay es una caña de bambú.

Publicat dins de Mèxic, Nit, Territori, The Mexican Adventure | 2 comentaris

THE MEXICAN ADVENTURE. CAPÍTULO II: LA VIDA DEL ANTROPÓLOGO

El antropólogo es un ser la mayoría de veces incomprendido, que basa su vida en el estudio del de los demás, para comprendernos mejor como personas y como sociedad. Pero este trabajo muchas veces no es nada fácil, y en algunas ocasiones implica desplazarte a otro país (o incluso a otro continente como es nuestro caso) para hallar respuestas a las preguntas que uno hace.

Desconozco como será el día a día de los demás antropólogos pues, aunque haya leído un poco sobre el tema, siempre es difícil imaginarlo. Pero si os podemos contar como es nuestro día a día, para que podáis entender mejor el proyecto antropológico de nuestra aventura mexicana.

IMG_8151 copia.jpg

7:00h de la mañana, suena el despertador. Después de remolonear un poco, nos levantamos a preparar el desayuno. Siempre preparamos un buen café (orgánico por supuesto!) de olla, a la manera que nos enseñaron nuestros nuevos amigos mexicanos: agua a hervir con canela y endulzante (en nuestro caso estevia orgánica). Cuando arranca a hervir se le añade el café, se corta el fuego y se deja reposar algunos minutos. Acompañando al café siempre va fruta o algo de pan (una especie de pan blando y dulce) y con mermelada. Mientras desayunamos, repasamos la agenda que nos espera ese día, con quién hemos quedado, a dónde nos deberemos dirigir y… cómo vamos a llegar! La Villa de Tututepec Melchor Ocampo, es el enorme municipio en el que basamos proyecto, y éste está compuesto de muchas comunidades (lo que nosotros llamaríamos entidades municipales descentralizadas). Las que están situadas en la misma carretera costera tienen una comunicación muy buena, pero los que se alejan un poco o están en la sierra, pueden llegar a ser bastante inaccesibles, pero ya hablaremos otro día sobre los tipos de transporte.

Jordi Brú Martorell

Las entrevistas. Una vez nos encontramos con la persona con la que nos hemos citado, empieza la difícil tarea de crear un buen clima para que se sienta cómoda y podamos “platicar” cómodamente sobre sus experiencias en materia agrícola y de salud. Cabe destacar que el estado de Oaxaca, junto con el de Chiapas, son los estados de México donde hay una relación muy estrecha entre la persona y el medio. Fruto de ello, se han llevado a cabo diferentes protestas de cierta intensidad, frente a cambios que se les querían imponer des de otros sectores (tanto políticos como económicos).

Entrevistando a una persona activista en las instalaciones de Ecosta.

Entrevistando a una persona activista en las instalaciones de Ecosta.

Las visitas de campo. Esta es, para mi, la parte más gratificante del proyecto. Será porqué vengo de familia campesina y he invertido muchas horas en la agricultura durante años, el hecho de acompañar al productor a su “huerta” (de este modo llaman a su finca agrícola), y que éste nos muestre orgulloso como van creciendo sus frutales y sus cultivos, las herramientas que usa para cultivarlas, o los problemas con los que se enfrenta de manera habitual, nos facilita la empatía con todas estas personas. La gran hospitalidad de los mexicanos hace que muchas veces, nos puedan ofrecer alguno de los productos que cultivan directamente des del árbol. Lo mejor, con diferencia, ha estado el tomar coco para sofocar el calor.

Por la noche, a nuestro regreso a casa, aunque estemos cansados, aún nos queda revisar y traspasar las notas de campo recogidas durante todo el día. También volver a escuchar las grabaciones de las entrevistas realizadas para anotar aquellos aspectos que no se hayan podido recoger durante la entrevista. En el caso de las imágenes, siempre es importante mantener un buen flujo de trabajo, bolcarlas, renombrarlas, seleccionarlas y añadir sus palabras clave.

Aun este intenso ritmo de trabajo, intentamos buscar nuestros espacios para conocer nuevos lugares, comidas y gentes de este gran país. Pero esto os lo contaremos en próximas entregas.

Y recordad! Podéis seguir nuestras aventuras más cotidianas siguiéndonos en las redes sociales a través del hastag #TheMexicaAdventure.

Publicat dins de Mèxic, Territori, The Mexican Adventure | 2 comentaris